Reconvertimos el conocido plato italiano en una fresca ensalada.

Por la zona de La Toscana lo presentan más bien como una especie de gazpacho, ya que primero ablandan el pan con agua y los tomates y lo terminan mezclando y dejando bien deshecho. Nosotros lo hemos convertido en ensalada y le hemos añadido un queso curado, por eso incorporamos el pan al final y así queda más crujiente.

INGREDIENTES:

  • 4 tomates maduros ( de pimiento, de pera, pometa o corazón de buey).
  • ½ pepino (sin piel ni pepitas).
  • Aceitunas negras y verdes.
  • Una quincena de hojas de albahaca fresca.
  • Lombarda o cebolla morada.
  • 2 rebanadas de pan de hogaza tostadas.
  • 100 gramos de queso de oveja curado.
  • Aceite de oliva.
  • Vinagre de Módena.
  • Sal y pimienta.
ELABORACIÓN:

A nosotros nos gusta comer los tomates de ensalada pelados, por lo tanto es interesante conseguir tomates que no hayan viajado mucho y a ser posible, que no hayan pasado por cámara de refrigeración, ya que aparte de tener mejor sabor son más fáciles de pelar porque han madurado de forma natural. Una vez pelados los cortamos en trozos y los ponemos en el bol donde ya serviremos la ensalada. El pepino lo pelamos, retiramos las pepitas y lo cortamos a trocitos, lo hacemos así para que se note el sabor pero no nos repita y también evitamos que dominie demasiado dentro la ensalada. Fileteamos la lombarda muy finita (haremos lo mismo si hemos escogido la cebolla morada), hacemos pedacitos del queso, cogemos una veintena de aceitunas negras y verdes y lo añadimos al bol junto con las hojas de albahaca enteras, si las troceamos se oxidan muy rápidamente. Tostamos las dos rebanadas de pan y las cortamos a dados pero no lo añadiremos a la ensalada hasta el momento de servir, ya que si entran en contacto con el tomate y el aceite se ablandan rápidamente. Aliñamos con el aceite y el vinagre de Módena, salpimentamos, ahora si añadimos el pan tostado, removemos y ya se puede servir.

SUGERENCIAS:
  • El queso también puede ser tipo feta o rulo de cabra.
  • La versión original italiana también puede llevar huevo duro.
  • Si os gustan los sabores más potentes se pueden añadir alcaparras y anchoas.