Un bacalao muy meloso y con una crujiente costra encima.

Ingredientes para 4 personas:
  • 1 lomo de bacalao de unos 800 gramos.
  • 4 patatas medianas.
  • 1 cebolla morada.
  • 10 tomates cherry.
  • Chorrito de aceite.
  • Vino blanco (o agua).
  • Sal/pimienta.

Para la muselina de ajo:

  • 150 ml. de aceite de oliva.
  • 1 huevo.
  • Chorrito de limon.
  • 1 diente de ajo.
  • Sal.
ELABORACIÓN:

1- Cogemos una bandeja de horno, echamos un chorro de aceite, un buen chorro de vino blanco y esparcimos por encima las patatas cortadas a rodajas de unos 3 o 4 mm. Laminamos la cebolla, la esparcimos también por la bandeja, lo salpimentamos y lo horneamos a 200 grados durante unos 15 minutos.

2- Pasados los 15 minutos ya tendremos las patatas y la cebolla medio cocidas, abrimos el horno y añadimos los tomates enteros, el lomo de bacalao y lo seguimos horneando unos 10 minutos más.

3- Mientras tenemos el bacalao en el horno podemos ir preparando la muselina. Mezclamos todos los ingredientes en un recipiente y lo emulsionamos con la batidora eléctrica hasta que nos quede una salsa cremosa.

4- Cuando se empiece a ver el bacalao cocido, paramos el horno, lo abrimos y esparcimos la muselina por encima del bacalao. Lo entramos de nuevo en el horno y lo gratinamos durante unos 5 minutos pero estando alerta, ya que la muselina se quema muy rápidamente. Lo retiramos del horno y lo servimos caliente.

SUGERENCIAS:

Esta receta también queda bien con un buen lomo de rape o de merluza.