Un pastel que sorprende por su masa salada con un relleno dulce.

INGREDIENTES:

Para la masa:

  • 125 gramos de harina.
  • 50 gramos de mantequilla.
  • 1 huevo.
  • 1 pellizco de sal.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1 cucharada de levadura en polvo Royal.

Para el relleno:

  • 100 gramos de nueces pecanas crudas (reservamos unas 12 nueces para decorar).
  • 2 huevos.
  • 75 gramos de miel.
  • 25 gramos de mantequilla .
  • 40 gramos de azúcar moreno.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • Molde de 20 centímetros de diámetro.
ELABORACIÓN:

1- Mezclamos todos los ingredientes de la masa y los trabajamos hasta obtener una masa consistente y que no se pegue a los dedos, para ello seguramente tendremos que añadir un poco más de harina. Sólo si hace mucho calor pondremos la masa media hora en la nevera para que se endurezca un poco, si es invierno no es necesario.

2- Mezclamos todos los ingredientes del relleno en un bol (excepto las nueces) y lo trabajamos con la ayuda de una batidora eléctrica. Reservamos una docena de nueces (que utilizaremos para decorar) y el resto lo añadimos a la mezcla del relleno, lo trituraremos un poco con la batidora pero sin pasarnos, así encontraremos la textura crujiente de los trocitos de nuez.

Pastel de nuevos pecanas con miel

3- Cogemos la masa y la extendemos en un molde de unos 20 centímetros de diámetro procurando que quede cubierta toda la base y unos 3 centímetros de pared.

4- Echamos la mezcla del relleno dentro del molde, esparcimos por encima las nueces que tenemos reservadas y lo ponemos en el horno a 175 grados con calor arriba y abajo durante unos 40-45 minutos, debe quedar bien dorado.

SUGERENCIAS:

Se puede hacer perfectamente con nueces normales. No lo hemos probado, pero seguramente también puede quedar bien con avellanas.