Unas magdalenas esponjosas que no nos han fallado nunca.

Ingredientes para unas 20-25 magdalenas:
  • 375 gramos de harina de fuerza.
  • 250 gramos de leche.
  • 250 gramos de aceite de oliva virgen.
  • 3 huevos.
  • 250 gramos de azúcar.
  • 1 sobre de levadura en polvo.
  • Ralladura de un limón.
  • Azúcar glas (para decorar).
  • Molde para hacer magdalenas.
  • Papeles de magdalena.
ELABORACIÓN:

Si queremos que estas magdalenas nos salgan bien es muy importante dedicar el tiempo necesario a blanquear la mezcla de los huevos y el azúcar. Para lograrlo, debemos sacar los huevos de la nevera para que estén a temperatura ambiente y es recomendable utilizar una batidora eléctrica con el accesorio de las varillas, o bien hacerlo con un robot de cocina, ya que tendremos que estar unos 10 minutos batiendo la mezcla y eso puede ser agotador.

1- Empezaremos poniendo el azúcar, los huevos (a temperatura ambiente) y la ralladura de un limón en un bol y lo empezamos a batir con las varillas eléctricas. Cuando llevemos unos 3 o 4 minutos batiendo la mezcla iremos añadiendo muy lentamente el aceite sin dejar de batir. Seguidamente añadiremos también la leche muy poco a poco y sin dejar de batir la mezcla. Todo el proceso puede durar unos 10 minutos.

2- Añadimos la harina tamizada y el sobre de levadura a la mezcla del bol. Lo volvemos a batir todo con las varillas durante un par de minutos más y lo dejamos reposar un mínimo de una hora en la nevera.

3- Cogemos el molde de hacer magdalenas y ponemos un papel dentro de cada orificio del molde. Llenamos cada papel de magdalena aproximadamente hasta ¾ de su capacidad y espolvoreamos un poco de azúcar por encima.

4- Ponemos el molde con las magdalenas en el horno a 200 grados con calor arriba y abajo. Lo ideal es que vayan subiendo y en unos 15 o 20 minutos ya estarán hechas, las tenemos que ver bien doradas. Una vez cocidas las retiramos del molde y las dejamos enfriar. Antes de comerlas podemos volver a tirar un poco de azúcar glas por encima.

SUGERENCIAS:
  • Podemos cambiar la ralladura de limón por naranja.
  • A la mezcla inicial podemos tirar un poco de canela en polvo o jengibre rallado.