En Italia las tortillas, las hacen al horno.

Para hacer esta frittata es indispensable tener una sartén que pueda ir al horno. Nosotros tenemos una que, además, tiene un mango desmontable que la hace más práctica a la hora de ponerla en el horno.

La cocción de la frittata tiene dos etapas, la primera encima del fogón y la segunda dentro del horno. Las dos etapas se pueden hacer en la misma sartén.

Ingredientes:

  • 1 patata mediana
  • 5 huevos.
  • 30 gramos de pimiento verde.
  • 30 gramos de pimiento rojo.
  • 1 cebolla mediana.
  • Perejil.
  • 70 gramos de queso cremoso.
  • 100 gramos de leche.
  • Aceite.
  • Sal/pimienta.
  • Una sartén que pueda ir al fuego y al horno.

ELABORACIÓN:

1- Pelamos la patata. Cortamos en rodajas de medio centímetro de grosor la patata y la cebolla.

2- Ponemos la sartén a fuego medio con un chorrito de aceite y ponemos la patata y la cebolla. Lo cocinamos durante unos 5 minutos y añadimos los pimientos cortados en tiras. Lo cocinamos un par de minutos más y paramos el fuego. No lo debemos cocinar del todo ya que al final lo pondremos en el horno.

3- Ponemos los huevos, la leche, sal y pimienta dentro de un bol y lo batimos un poco. Lo añadimos a la sartén junto con los champiñones y el queso y repartimos un poco de perejil picado por encima.

4- Fornegem la fritatta a 180 grados con calor inferior y ventilador durante unos 10-15 minutos, podemos variar el tiempo en función de nuestros gustos, al igual que ocurre con la tortilla, que hay a quien le gusta más cocida o más cruda.

5- Retiramos la frittata del horno, la desmoldamos y la servimos caliente.