Para hacer una merienda tan agradable a la vista como al paladar.

INGREDIENTES :
  • 1 yogur cremoso (tipo griego).
  • 3 huevos.
  • 200 gramos de harina.
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo (Royal).
  • 1 cucharadita de sal.
  • 140 gramos de azúcar.
  • Ralladura de un limón.
  • 125 ml de aceite de girasol.
  • Almendra laminada (opcional).
  • 1 molde tipo plum cake.

Para la salsa de fresones:

  • 200 gramos de fresones
  • 100 gramos de azúcar.
  • 1 chorrito de vinagre blanco.
ELABORACIÓN:

1- Ponemos un cazo a fuego medio con todos los ingredientes de la salsa de fresones. Lo cocinamos durante unos 5 minutos hasta que se vea un poco caramelizado·,, lo pasamos por la batidora eléctrica y lo colamos. Reservamos la salsa a temperatura ambiente.

2- Ponemos el azúcar, la ralladura de limón y los huevos en un bol y lo batimos un rato. Añadimos el yogur y el aceite y lo seguimos batiendo hasta que se vean todos los ingredientes bien mezclados.

3- Añadimos la harina, la levadura y la sal y lo mezclamos todo con la ayuda de una espátula.

4- Dividimos la masa en 2 partes iguales. A una de las partes le añadimos la mitad de la salsa de fresones y lo mezclamos bien para que coja color rojizo. La otra mitad de salsa de fresón la reservamos para decorar.

5- Untamos el interior del molde con aceite. La idea es que tenemos la masa dividida en 2 colores y los iremos mezclando poco a poco en el molde. Primero cubriremos todo el fondo del molde con una de las masas y seguidamente iremos poniendo la del otro color con un poco de gracia, intentando que nos quede desigual ya que así al cortar el pastel se vean capas de diferente color. Iremos haciendo esto hasta que acabemos las dos masas y seguidamente esparcimos un poco de almendra laminada por encima (es opcional).

6- Lo horneamos a 175 grados con calor arriba y abajo, durante unos 25 minutos. Una vez cocido lo desmoldamos y lo dejamos enfriar. Una vez esta a temperatura ambiente se puede servir a cortes con el resto de salsa de fresón por encima.

SUGERENCIAS:

Este pastel se puede acompañar con chocolate fundido por encima, en este caso nos podemos ahorrar de hacer la parte de salsa de fresón que va al exterior.