Para tener un entrante chino sin hacer ninguna llamada.

Ingredientes para hacer 15 rollitos:
  • 5 hojas de pasta filo.
  • 125 gramos de carne de cerdo picada ( mejor si se pasa dos veces por la picadora).
  • 50 gramos de col blanca.
  • 50 gramos de repollo.
  • 10 gramos de bambú en conserva o de brotes de soja.
  • 1 zanahoria.
  • Aceite de oliva.
  • Aceite de girasol para freir.
Ingredientes para la salsa de soja:
  • 60 grs. de azúcar.
  • 30 grs. de vinagre blanco.
  • 60 grs. de agua.
  • 20 grs. de salsa de soja (Kikkoman).
  • Una cucharada de ketchup.
  • Una cucharada de Maizena.
ELABORACIÓN DE LA SALSA:

Empezamos preparando la salsa ya que necesita enfriarse al menos una hora antes de servir. Ponemos todos los ingredientes de la salsa en un cazo a fuego suave y lo vamos removiendo hasta que llegue a hervir. Rápidamente veremos que adquiere una textura cremosa, la retiramos del fuego y la dejamos en un bol donde se pueda enfriar al menos durante una hora.

ELABORACIÓN DE LOS ROLLITOS:

Cortamos todas las verduras y hortalizas a tiras finas y las reservamos. Ponemos un cazo a fuego medio con un poco de aceite y ponemos la carne a cocer unos 5 minutitos, nosotros pedimos en la carnicería que nos la pasen dos veces por la picadora, ya que una vez queda cocida se desmenuza y se mezcla mejor con los demás ingredientes. Reservamos la carne en un bol y echamos los otros ingredientes en el cazo a fuego fuerte con un chorrito de aceite, lo mantenemos con el fuego vivo y sin dejar de remover durante un máximo de 2 minutos, debe quedar un punto crujiente. Retiramos las verduras del fuego y las añadimos al bol donde tenemos la carne, lo mezclamos y reservamos.

La pasta filo se puede comprar en láminas o en rollo, en cualquier caso cogemos todo el ancho de la pieza y hacemos tiras de unos 15 centímetros de ancho. Ponemos cada tira sobre una superficie plana y en uno de los extremos ponemos una cucharada generosa del relleno, hacemos dos pliegues longitudinales, lo enrollamos como se ve en el dibujo y con los dedos mojados con un poco de agua, lo sellamos. Seguidamente ya se pueden freír sumergidos en aceite bien caliente, una vez dorados se dejan un rato sobre papel absorbente y ya se pueden servir acompañados con la salsa.

SUGERENCIAS:
  • Se pueden hacer también con pasta brick.
  • Los rollitos fritos absorben mucho aceite, si se quiere evitar pasar por la freidora se pueden hacer al horno, aunque quedan muy secos.