Cómo hacer un pollo cómodamente sentado.

Ingredientes para 4 personas:
  • 1 pollo entero limpio por dentro.
  • 1 lata de cerveza.
  • Patatas.

Para la maceración:

  • Hierbas frescas (romero, tomillo, laurel).
  • Pimentón.
  • Pimienta negra.
  • 1 limón.
  • Sal.
  • 1 buen chorro de aceite de oliva.
ELABORACIÓN:

Lavamos el pollo, lo ponemos entero dentro de un bol con los ingredientes de la maceración, echamos el zumo de medio limón y le hacemos un masaje para que quede bien impregnado, una vez lo tenemos bien untado lo dejamos 24 horas en la nevera. Pasadas las 24 horas cogemos la bandeja de horno más honda que tengamos y llenamos toda la base con las patatas cortadas a trozos (como se ve en la foto). Lavamos la lata de cerveza y la envolvemos con papel de aluminio, seguidamente la abrimos y tiramos más o menos una tercera parte de la cerveza por encima de las patatas. Introducimos la lata con el resto de cerveza dentro del pollo por el orificio inferior, debemos procurar mantener la posición vertical para que no se nos derrame la cerveza. En principio si el pollo esta bien limpio por dentro le habrán hecho un buen orificio en la parte del culo y por tanto no deberemos tener ningún problema para introducir la lata, pero si vemos que nos cuesta podemos hacer unos pequeños cortes en cada lateral del pollo para conseguir agrandar el agujero. La idea es que el pollo se aguante de pie gracias a la lata (como en la imagen), así cuando coja temperatura dentro del horno la cerveza hervirá e irá brotando por la abertura, hidratando así todo el pollo por dentro y consiguiendo que quede muy tierno.

Ponemos el pollo en posición vertical en el centro de la bandeja, le ponemos la otra mitad del limón cortado en trozos en el orificio del cuello y lo ponemos en el horno a 180 grados con calor arriba y abajo. Aproximadamente deberia estar una hora por cada kilo que pese, es decir que para un pollo normalito sera alrededor de una hora y media, debemos ver que la piel queda bien dorada. Una vez cocido lo retiramos del horno y lo separamos de la lata de cerveza con mucho cuidado, ya que aparte de estar muy caliente es probable que todavía quede un poco de cerveza dentro, seguidamente lo cortamos a cuartos, lo volvemos a poner encima de la bandeja de las patatas y ya lo podemos poner en la mesa.

SUGERENCIAS.

Esta receta es ideal para cuando tenemos mucha gente en casa, ya que al estar en posición vertical el pollo ocupa muy poco espacio en el horno y podemos hacer dos unidades o incluso tres. Nosotros hemos llegado a hacer dos pollos a la vez y quedan igual de bien. El tiempo de cocción es el mismo.