Un pan muy sabroso que tan va bien con un buen queso como con chocolate.

Ingredientes:

  • 450 gramos de harina de fuerza o gran fuerza.
  • 125 gramos de leche.
  • 150 gramos de calabaza hervida.
  • 50 gramos de aceite.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 15 gramos de levadura fresca.
  • 1 huevo.
  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo.

Para decorar:

  • 1 yema de huevo para pintar.
  • 1 rama de canela o bien un trozo de rama de cualquier árbol o arbusto.

otros

  • Cordón de algodón de uso alimentario.
  • Se recomienda robot de cocina para hacer la masa.

ELABORACIÓN:

1- Pelamos y cortamos la calabaza en cuadrados medios. Ponemos un cazo al fuego, ponemos los dados de calabaza, los cubrimos de agua y lo hacemos hervir durante unos 15-20 minutos. Pasado este tiempo podemos pinchar la calabaza para ver si está cocida y seguidamente la escurrimos.

2- Si la leche se fría, calentamos un poco y mezclamos la levadura.

3- Ponemos la calabaza en un bol y la aplastamos con un tenedor. Añadimos el resto de ingredientes y lo trabajamos, ya sea a mano o con un robot de cocina, durante unos 7-8 minutos. Nos debe quedar una masa lisa y que no se pegue a las manos, si no es así, podemos añadir un poco más de harina.

4- Hacemos una bola con la masa y la dejamos reposar dentro del mismo bol, tapada con un paño húmedo, hasta que duplique su tamaño.

5- Una vez ha fermentado, la retiramos del bol, la ponemos encima de una superficie enharinada, la plegamos sobre sí misma varias veces procurando no desgasificar-la masa y la volvemos a poner a fermentar.

6- Hacemos dos porciones del mismo tamaño (de más o menos unos 400 gramos cada una) y le damos forma redonda. Con el cordel de algodón hacemos unos paquetes para darle forma de porciones de calabaza como se ve la imagen inferior. Cortamos dos trocitos de rama, ya sea de canela o de árbol, y las clavamos en el centro de cada pan.

7- Las ponemos en la bandeja del horno sobre papel cuisson y las volvemos a dejar fermentar a temperatura ambiente durante unos 30 minutos. Una vez han fermentado lo pintamos con un poco de yema de huevo.

8- Lo horneamos a 180-190 grados durante unos 20-25 minutos. Debemos ver que quede bien dorado.

9- Una vez horneado, los ponemos encima de una rejilla hasta que se enfríe.

SUGERENCIAS:

Se pueden poner pasas o algún fruto seco en la masa.