Unos panecillos bien jugosos y preñados de sabor.

Ingredientes para unas 8 unidades:

  • 8 xoricets
  • 225 gramos de harina de fuerza.
  • 15 gramos de levadura fresca.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 100 gramos de agua.
  • 25 gramos de leche.
  • 25 gramos de aceite de oliva.
  • Sémola de trigo (opcional).

ELABORACIÓN:

1- Tomamos una jarra y ponemos el agua con la leche y el aceite. lo calentamos 20 segundos en el microondas y reservamos.

2- Ponemos la harina, la levadura fresca desmenuzado y la sal dentro de un bol y vamos añadiendo el contenido de los líquidos que tenemos en la jarra mientras lo vamos mezclando. Lo trabajamos a mano o con un robot de cocina durante unos 10 minutos, la masa debe quedar lisa y elástica.

3- La dejamos reposar dentro del cuenco, tapado con un paño, durante 2 horas. Una vez ha fermentado, la volvemos a trabajar para sacarle el aire, pesamos la masa (más o menos debe pesar unos 380 gramos) en un cinco 8 porciones de unos 45-50 gramos.

4- Estiramos las porciones de masa con la ayuda de un rodillo formando un círculo de unos 10-12 cms. de diámetro. Ponemos un trozo de chorizo ​​en el centro de cada redonda y lo envolvemos totalmente con la masa. Nos podemos mojar un poco los dedos para sellar mejor la masa y seguidamente formamos una bola.

5- Los vamos disponiendo en la bandeja de horno sobre papel. Una vez que hemos puesto todos los bollos podemos tirar sémola de trigo por encima (o harina).

6- Lo horneamos a 220 grados (calor inferior + ventilador) durante unos 20 minutos. Cuando estén bien dorados los retiramos del horno y los dejamos enfriar un poco. Se pueden comer calientes o a temperatura ambiente.