Un embutido frío, ligero y muy sencillo de hacer.

Hemos hecho una receta de Guille de la web nomecomesnada, que a pesar de parecer complicada, es muy sencilla y fácil de hacer.

Ingredientes:

  • 1 pechuga de pollo.
  • 1 huevo.
  • 15-20 pistachos sin cáscara.
  • 50 gramos de queso azul (tipo Gorgonzola o Roquefort).
  • 1 cucharadita de bolas de pimienta rosa.
  • 2 dátiles.
  • Sal y pimienta.
  • 2 cucharadas de aceite.

Para decorar:

  • Mostaza de Dijon.
  • Sésamo negro.

ELABORACIÓN:

1- Picamos la carne de pollo en la picadora o ya la pedimos picada en la carnicería.

2- Ponemos la carne picada en un bol junto con los pistachos pelados y un poco partidos, los dátiles cortados en rodajas, las bolas de pimienta, el queso azul, el huevo batido y el aceite. Lo salpimentamos y lo removemos con las manos o con la ayuda de una cuchara.

3- Cortamos un trozo de papel film y ponemos la mezcla en medio dando forma de canelón. Lo vamos enrollando y le damos forma de cilindro mientras cerramos los laterales como si se tratara de un caramelo.

4- Ponemos un cazo al fuego con agua suficiente como para cubrir el cilindro que hemos hecho. Cuando empiece a hervir añadimos el cilindro de galantina y lo cocinamos durante unos 30 minutos.

5- Una vez cocido lo retiramos del agua y lo dejamos enfriar. Li retirem el film transparent i l’untem amb mostassa i sèsam.

6- Lo servimos frío o a temperatura ambiente, cortado muy fino y acompañado de unas tostadas. También lo podemos acompañar de una buena mostaza.