Un pastel de espinacas y queso típico de Grecia muy enrollado.

Ingredientes:

  • 500 gramos de espinacas congeladas.
  • 100 gramos de queso tipo Feta.
  • 6 ajos tiernos.
  • 1 puñado de pasas.
  • 6 hojas de pasta filo.
  • Mantequilla para pintar.
  • Semillas de amapola.
  • Chorrito de aceite.
  • Sal/pimienta.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos las pasas en remojo unos 30 minutos antes de empezar la receta.

2- Hervimos las espinacas durante unos 5-7 minutos. Las escurrimos muy bien y las reservamos.

3- Ponemos una sartén a fuego medio con un chorrito de aceite y salteamos los ajos tiernos cortados en rodajas pequeñas. Cuando empiecen a quedar transparentes añadimos las espinacas escurridas y las pasas, lo salpimentamos, lo cocinamos durante un par de minutos y lo dejamos enfriar.

4- Una vez tíbio, añadimos el queso feta desmenuzado, lo mezclamos y lo dividimos en 3 partes.

5- Desenrrollamos el paquete de pasta filo, extendemos una hoja y la pintamos con la mantequilla derretida, seguidamente ponemos otra hoja encima y presionamos hasta que quede enganchada. Ponemos una parte de la mezcla de espinacas esparcida por el centro como si fuéramos a hacer un canelón. Lo enroscamos y repetimos la operación hasta que tenemos las 3 piezas hechas. Ponemos los 3 canelones sobre la bandeja de horno y formamos un espiral enlazando las piezas como si hiciéramos una ensaimada.

6- Lo pintamos con un poco de mantequilla derretida y esparcimos unas semillas de amapola por encima.

7- Lo horneamos a 180 grados con calor inferior y ventilador hasta que lo veamos dorado, puede tardar unos 10 minutos. Lo retiramos del horno y ya nos lo podemos comer caliente, tíbio o frío.