No todas las magdalenas deben ser dulces.

Ingredientes para 6-8 unidades

  • 135 gramos de harina.
  • 2 huevos.
  • 60 gramos de yogur cremoso.
  • 60 gramos de leche.
  • 50 grams de salsa pesto.
  • 100 gramos de queso (que se derrita bien).
  • 25 gramos de queso rallado tipo parmesano.
  • 50 gramos de aceite de oliva.
  • 10 gramos de levadura química (Royal).

ELABORACIÓN:

1- Ponemos los huevos, la leche, el yogur, el aceite y la salsa pesto dentro de un cuenco. Lo mezclamos manualmente con unas varillas o con un robot de cocina.

2- Una vez bien mezclado añadimos la harina, el queso rallado y la levadura. Lo removemos hasta que quede todo bien mezclado y sin grumos.

3- Untar con aceite los moldes de magdalena y seguidamente los rellenamos una tercera parte. Cortamos el queso en dados y ponemos uno en cada molde, seguidamente los acabamos de llenar hasta las 2/3 partes de su capacidad. Debemos tener en cuenta que esta masa es más pesada que la de unas magdalenas normales, por tanto no subirán mucho.

4- Lo horneamos a 180-200 grados con calor inferior y ventilador durante unos 20 minutos.

5- Una vez cocidas las retiramos del horno y nos las comemos antes no se terminen de enfriar.