Un buen fondo de nevera para comer pescado azul.

Este plato, al igual que la mayoría de escabeches, es recomendable prepararlo uno o dos días antes de consumirlo, ya que así coge más sabor. Además, hemos limpiado las tripas y retirado las espinas a las sardinas para poder comer de un bocado. Un lujo.

INGREDIENTES:

  • 15 sardinas .
  • hojas de tomillo.
  • 1 cebolla mediana.
  • 200 gramos de vino blanco seco.
  • 100 grams de vinagre.
  • 75 gramos de aceite de oliva para el escabeche + 25 gramos para freír los lomos.
  • 15-20 Bolas de pimienta.
  • 1 cucharada de Pimentón de la Vera.
  • 3 cucharadas de harina.
  • Agua.
  • Sal.
  • 3-4 cubitos de hielo.

ELABORACIÓN:

1- Limpiamos las sardinas y retiramos las cabezas y la tripa (en la pescaderia os lo pueden hacer). Con cuidado retiramos la espina dorsal y separamos los dos lomos, de donde también intetaremos retirar las espinas que hayan quedado. Ponemos las sardinas en un bol con agua y 3-4 cubitos de hielo durante unos 20 minutos. Seguidamente las escurrimos y las ponemos sobre papel absorbente.

2- Ponemos harina en un plato y vamos pasando los lomos de sardina por las dos caras y los sacudimos un poco para evitar el exceso de harina. Ponemos una cazuela a fuego medio (donde ya haremos todo el proceso del escabeche) con un dedo de aceite y freímos las sardinas durante 1 minuto, no más. Las retiramos de la cazuela y las reservamos en un plato.

3- Pelamos y fileteamos la cebolla y la ponemos en la cazuela, junto con las zanahorias peladas y cortadas en rodajas, los dientes de ajo, las bolas de pimienta y el tomillo. Lo cocinamos a fuego medio durante unos 15 minutos.

4- Añadimos el Pimentón de la Vera, removemos y añadimos el vino blanco, el vinagre y el aceite. En este momento lo probaremos y vamos añadiendo agua poco a poco hasta alcanzar el punto de vinagre que nos guste.

5- Bajamos el fuego y lo cocinamos 20 minutos a fuego suave. Cuando falten 3 minutos para parar el fuego añadimos los lomos de sardinas.

6- Una vez terminado esperamos a que la cazuela esté fría y lo ponemos en un recipiente de vidrio hermético en la nevera. En estas condiciones lo podremos consumir en buen estado durante unos diez días tranquilamente. Recomendamos retirarlas de la nevera unos 30 minutos antes de comerlas.

SUGERENCIAS:

Estas sardinas escabechadas son muy versátiles, nos las podemos comer como aperitivo o tapa encima de una tostada, o incluso nos podemos hacer un bocadillo. También las podemos poner en una ensalada de lechuga o cogollos o acompañarlas de unas patatas bravas.

RECETAS RELACIONADAS: